Sala 12 del Hospital Vilardebó en Torre Ejecutiva

Publicado: noviembre 23, 2012 en Comunicación, Consejos, Educación, Producción nacional, Salud, Seguridad social
Etiquetas:, , , , ,

Pacientes del taller exponen su trabajo

 Reciclaje y oportunidades

En rehabilitación, estas personas buscan una oportunidad a través de la ocupación. Muebles tallados en madera, diseños con tapas plásticas y elementos de decoración en acero inoxidable y lonja son algunos de los productos expuestos.

La encargada del taller de la Sala 12 y auxiliar de enfermería, Selva Tabeira, en diálogo con la Secretaría de Comunicación informó que allí se realizan tareas de restauración, herrería, albañilería y sanitaria, inclusive reformas dentro del propio centro de salud. En lo que a restauración refiere, trabajan en el reciclaje de materiales, como la utilización de las maderas de los viejos techos del hospital, los tirantes de curupay de más de 140 años, con los que diseñan mesas y bancos.

El perfil de quienes se sumaron a este proyecto son usuarios psicóticos judiciales imputables e inimputables que cometieron algún delito de sangre en su contexto familiar. Actualmente el grupo está compuesto por 16 personas, algunos de ellos ya fueron dados de alta y residen en “casas asistidas”, pero para poderlos contener mejor concurren a diario al taller. “Es gente del interior que no puede volver a su pueblo, es una forma de poderlos ayudar”, explicó.

Todo lo que es reciclaje, como el realizado en madera tallada, se ubica en lugares estratégicos “extra muros”, como suelen decirle, para que la gente conozca el trabajo que realizan. Un ejemplo de esto es la posibilidad que hoy tienen de exponer en el hall de la Torre Ejecutiva. “Podemos trabajar mucho en el hospital, pero todavía no hemos logrado que la gente visite el lugar. Esto de salir ‘extra muros’ nos está abriendo muchas puertas”, aseguró.

Tabeira hace cuatro años que desarrolla esta tarea en modalidad de taller con los pacientes, asegura que la evolución que manifiestan los muchachos “es tremenda”. “Muchos son personas que previamente estuvieron en una cárcel, luego en salas de seguridad y al estar en sala abierta desarrollan una gran evolución. Ellos tienen el reconocimiento de la dirección y de todos, lo que es muy importante. Haber cometido un delito de sangre y luego tener una respuesta así, que la gente te acepte es trascendente”, manifestó.

Los pacientes que poseen el permiso judicial concurren a diferentes eventos y varios de ellos estarán presentes en la inauguración de la muestra en Presidencia. La misma incluirá reciclajes con antiguas máquinas de coser, sillas reposeras con tapitas plásticas, percheros y paragüeros en acero inoxidable, alfombras hechas con recortes de tela, lámparas de lonja y diseños de serigrafía, entre otros.

Presenta piezas talladas en madera, diseños con tapas plásticas y elementos de decoración en acero inoxidable y lonja.

La vida afuera

Muchos de los que quedaron en libertad son los que comenzaron a trabajar en una empresa de limpieza en el Centro. El Juez tiene la opción de darles la libertad, pero con la condición de que residan en una casa asistida, contenidos por un equipo. De esa forma se acortan tiempos de internación. “Si vos no le das la seguridad al Juez de que el paciente va a estar contenido, no le va a dar la libertad. Esa es la idea del taller con pacientes judiciales. ¿Por qué los vamos a tener siete u ocho años acá? Tratamos de acortarles el tiempo, lógicamente con la decisión del equipo —psiquiatras, psicólogos, asistentes sociales”—, indicó.

Muchos usuarios están en proceso de capacitación, ya que asisten a un curso de auxiliar de servicio y ayudante de cocina, y posteriormente se prevé crear una cooperativa. “Si a una persona la privas de libertad, tiene que salir mucho mejor de lo que entró, como ser humano que es y con sus derechos”, añadió Tabeira, quien informó que cuentan con un profesor de carpintería que trabaja en el mismo taller con los pacientes. Dijo que confía en que el próximo año puedan contar con más docentes de UTU.

“La gente le tiene temor, pero el paciente esquizofrénico judicial es un paciente muy exquisito, muy rico, con mucho conocimiento, tenemos un potencial que se debe explotar al máximo”, sostuvo Tabeira.

Cabe recordar que el 23 de diciembre de 2011 el Presidente de la República concurrió al Hospital Vilardebó, recorrió las instalaciones del taller y habló con las personas que allí trabajan. En esa oportunidad, el grupo le obsequió al mandatario una mesa tallada con el Escudo Nacional.

Anuncios
comentarios
  1. […] PSICÓTICOS JUDICIALES EN REHABILITACIÓN – Pacientes del taller de la Sala 12 del Hospital Vilardeb… […]

  2. María Laura de Palleja dice:

    Felicitaciones. Ojalá sirva de ejemplo. Todo se logra cuando hay voluntad y trabajo de gente comprometida con el objetivo a alcanzar, la rehabilitación de personas privadas de su libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s