Alcoholismo: tratamiento obligatorio a adolescentes

Publicado: julio 26, 2013 en Adicciones, Comunicación, Consejos, Datos, Educación, Fuentes laborales, Infancia, Interior nacional, Medioambiente, Salud, Seguridad social
Etiquetas:, , ,

MINISTERIO EMITIÓ ORDENANZA PARA SEGUIMIENTO POR INTOXICACIÓN

Uno de cada tres estudiantes de 12 a 17 años dice haber tomado hasta quedar ebrio en la última semana. Muchas de estas borracheras terminan en las emergencias de hospitales y desde ahora los casos deben ser referenciados para su tratamiento. 

Según una encuesta, uno de cada tres estudiantes admite haberse excedido en el consumo.  

Se trata de la Ordenanza número 485 del Ministerio de Salud Pública (MSP), titulada “Seguimiento de adolescentes y jóvenes de 10 a 24 años con episodio de intoxicación por alcohol”. De ahora en más, los casos vinculados al alcoholismo que lleguen a las emergencias de hospitales y sanatorios no terminarán ahí; los médicos deberán derivarlos a algunos de los centros Espacio Adolescente para que se evalúe su situación y de ser necesario se haga un seguimiento del problema.

“Se continuará con la evaluación para saber qué fue lo que pasó, tratando de tener una mirada integral de la vida de ese adolescente: cómo son sus vínculos, cómo va la relación con sus amigos, con el estudio; cómo se siente consigo mismo, si hay consumo de otras cosas”, explicó a El País la directora del Programa Nacional de Salud de la Adolescencia y la Juventud, Susana Grunbaum.

La idea, agregó la profesional, es ver si el joven “necesita algo o más” – iniciar un tratamiento en el área de salud mental, por ejemplo- o se trató de un episodio puntual que quedó ahí.

A nivel público y privado hay 108 de estos espacios de jóvenes en todo el país para hacer el seguimiento en caso de consumo problemático.

Grunbaum aclaró que “tampoco es cuestión de llevar a nadie de los pelos, pero sí que haya compromiso de los médicos. Muy a menudo nos preguntan qué hacer después que atienden estos casos. Bueno, ésta es una respuesta”, señaló.

“Preocupa”.

Dentro de las justificaciones de la ordenanza del MSP se señala que en Uruguay los datos epidemiológicos “dan cuenta del alto porcentaje del consumo nocivo de bebidas alcohólicas” y que esto es “especialmente grave entre los jóvenes, donde uno de cada tres tiene episodios de intoxicación los fines de semana”.

Las autoridades sanitarias explican que a esto contribuye la “débil fiscalización de la venta a menores, el escaso control sobre los locales de venta, la gran cantidad de pautas y auspicios publicitarios de estas bebidas y otros factores de contexto”. Y señalan que la situación determina la necesidad de realizar una intervención desde el sistema de salud “tendiente a la evaluación integral de jóvenes y adolescentes que sufren episodios de intoxicación, así como a su seguimiento y prevención de nuevos episodios, mediante un sistema de vigilancia y acompañamiento que oriente los esfuerzos sanitarios para la gestión de los riesgos y la reducción de los daños”.

La directora del Programa Nacional de Salud de la Adolescencia y la Juventud admitió que la atención en las emergencias de adolescentes intoxicados por consumo excesivo de alcohol es una “preocupación” sanitaria que data desde “hace ya bastante tiempo” y que parece ir en aumento.

En la ordenanza ministerial también se argumenta que “está demostrado” que el consumo precoz de alcohol “aumenta significativamente, en términos probabilísticos, el desarrollo posterior de la dependencia al mismo, en algún momento de la vida”.

Atención en el mismo día

De acuerdo a lo que establece la ordenanza del MSP, el Espacio Adolescente de la Institución deberá contar, al menos, con un número semanal disponible para atender a los usuarios referenciados el mismo día en que se presenten al servicio.

La normativa ministerial también precisa una serie de pautas a seguir para la atención. El Espacio Adolescente “propenderá a lograr una recepción amigable del joven o adolescente, estableciendo un vínculo de confianza para obtener su consentimiento y participación en el proceso”.

Además, se debe “problematizar el consumo de alcohol en contraposición a la normalización del mismo, sobre la base de que en las personas no dependientes resulta más fácil fomentar prácticas de cuidado”. También se debe evaluar la necesidad de la entrevista con familiares o pares del grupo al que pertenece el joven y derivar en caso de necesidad al equipo de adicciones o al servicio de salud mental.

. Federico Castillo

PROGRAMA NACIONAL  ADOLESCENCIA Y  JUVENTUD – red centros de atención

Uno de cada tres estudiantes de 12 a 17 años dice haber tomado hasta quedar ebrio en la última semana. Una nueva ordenanza del Ministerio de Salud Pública (MSP) establece que los adolescentes que sean tratados en emergencias por abusos con el alcohol deben ser referidos a clínicas especializadas para su tratamiento. Existen 108 lugares de estas características, entre públicos y privados, en todo el país. El MSP divulgó un interactivo donde detalla la ubicación de los centros y los teléfonos de contacto. La Academia siempre te ayuda, estamos en GLaguna 959, tel. 46642047, vení a conversar.

Adolescentes alcoholizados recibirán tratamiento obligatorio

 

En Uruguay las cifras de consumo de alcohol entre los jóvenes son preocupantes: uno de cada tres sufre intoxicaciones los fines de semana. Detalles del tratamiento.

Según detalló la ministra de Salud Pública, Susana Muñiz, el consumo de alcohol en nuestro país es algo superior al promedio de los estándares internacionales y el patrón de consumo de una proporción significativa de sus habitantes ubica a Uruguay en una situación de alto grado de riesgos y daños. La jerarca también consideró que el consumo de alcohol por parte de jóvenes es preocupante, ya que uno de cada tres sufre episodios de intoxicación los fines de semana. Ante esta problemática, el Ministerio de Salud Pública (MSP) definió un protocolo para asegurar una atención integral a los jóvenes y adolescentes afectados.  El objetivo es brindar una correcta respuesta en situaciones de emergencia y realizar recomendaciones al paciente, así como derivarlo a una consulta posterior en los Espacios Adolescentes instalados en los centros de salud. El tratamiento ante un episodio agudo de consumo de alcohol incluirá distintas acciones según la edad de la persona afectada, sus condiciones particulares y si se encontraba sola o en compañía al momento de ingerir alcohol. Con este nuevo protocolo el ministerio procura que la totalidad de los adolescentes sean derivados y atendidos ante casos de consumo excesivo y que cada consulta sea registrada en un Sistema Nacional de Información. Muñiz aseguró que es fundamental el seguimiento posterior al alta de la emergencia. En ese sentido, destacó la gestión de los Espacios Adolescentes, servicios instalados en los prestadores de salud, integrados por equipos multidisciplinarios. La ministra también manifestó que muchos jóvenes llegan a situaciones problemáticas porque los adultos no consideran el consumo de alcohol como una práctica grave, e incluso permiten y, en algunos casos, hasta suministran bebidas alcohólicas a los menores.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s