“ANCAP se convertía en fierros viejos, inútiles, porque los motores contemporáneos no bancan el azufre. Quedábamos fuera del circuito, nos quedábamos sin industria. Había que hacerlo o hacerlo”.

Mujica: “Esta obra no la hizo este gobierno ni el otro, es del pueblo uruguayo”

 

El Presidente Mujica enfatizó la necesidad de una planta desulfurizadora, y expresó que, de lo contrario, “ANCAP se convertía en fierros viejos, nos quedábamos sin industria”. Lamentó que el sistema político entero no estuviera presente. “Esta obra no la hizo este gobierno ni el otro, es del pueblo uruguayo”, expresó. También insistió en la integración para negociar en conjunto en el ámbito internacional.

El Presidente de la República, José Mujica, en su discurso al inaugurar la planta desulfurizadora de la Refinería de La Teja, agradeció a su par argentina, Cristina Fernández, a todos los trabajadores y técnicos que hicieron posible la concreción material de la obra, a los “compatriotas argentinos” que trabajaron en este proceso y a Hugo Chávez, por facilitar un sistema de crédito benigno que permitió acumular recursos para hacer inversiones de este tipo.  “Si no se hacía esto, ANCAP se convertía en fierros viejos, inútiles, porque los motores contemporáneos no bancan el azufre. Quedábamos fuera del circuito, nos quedábamos sin industria. Había que hacerlo o hacerlo”, relató.

Mujica recordó a Eduardo Acevedo, de quien lleva el nombre la refinería, y en él aludió al “orgullo naciente de los republicanos que trabajaban para el Estado, porque sentían un compromiso histórico con la nación”. Sobre este aspecto, sostuvo que luego se concedieron derechos y prerrogativas, transformándolo en un “Estado gordo”. “No alcanza con defender la nomenclatura de la propiedad del Estado; hay que revigorizar su capacidad y el compromiso”, indicó.

El Presidente sostuvo que las generaciones deben aprender de los defectos y los errores. Se refirió al papel fundador del Estado en el Uruguay, pero aclaró que “no alcanza con decir que es propiedad del pueblo, hay que sentir el compromiso, exprimir la capacidad creadora de los trabajadores y multiplicarla. Ahí está el germen del Uruguay del futuro”. “Va a ser un largo proceso porque hicieron lo posible para que el Estado no avanzara, para que fuera lo más clientelista, para que no se hiciera cargo de las ramas fundamentales de desarrollo del país”. Dijo que no se puede ser estatista sí se es libertario, pero reafirmó que “sin un Estado vigoroso no se va a ningún lado”.

 

Integración

Mujica insistió en el concepto de integración. Manifestó que no es una cuestión de izquierda, de derecha o de centro, “es ser o no ser en el mundo de hoy”. “En el mundo que vivimos, los débiles deben juntarse con sus iguales para ser algo y ser alguien en la balanza mundial, o no somos nada”, agregó. “¿Cómo tener equidad y capacidad de negociación si no tenemos la inteligencia de juntarnos a pesar de todos los pesares? Componemos una gigantesca familia que construyó un montón de países, porque fracasó en construir la nación. Esa es la meta que tenemos por delante. Pensamos más o menos con el mismo idioma, tenemos la misma tradición, los mismos ejes. No es sencillo, porque las patrias están creadas, son vigentes y por eso nuestro Artigas es más moderno que nunca, porque levantó la idea de patria federal, que significa respetar la individualidad tremenda que tienen las naciones. Hubiera querido, de todo corazón, que el sistema político entero del Uruguay estuviera aquí y se diera cuenta de lo que significan estas cosas, porque esta refinería no es para la izquierda, ni para la derecha, es del pueblo uruguayo. No la hizo este gobierno, no la hizo el otro”, así como la futura obra de la regasificadora “no es obra de este gobierno, es del pueblo. Hay que entenderlo”.

Dijo que cualquiera sean nuestras diferencias, “componemos una familia diminuta que no se puede dar el lujo de atomizarse por pequeñas cosas cuando tenemos semejante tarea por delante”. Recordó que son tiempos preelectorales, en los que “se calientan los motores, se dicen cosas oportunistas, lamentables y dolorosas”. En este sentido, reiteró que son miles los compatriotas que “más de una vez recalaron en Argentina y viceversa”.

Agregó que, si bien siempre existen conflictos entre vecinos, “las naciones no se mudan”. Consideró inevitables las discusiones, pero insistió en que “se negocian y se sigue para adelante”. “Las diferencias no pueden llevarnos a no entender que tenemos un patrimonio de intereses comunes que están por delante de todo lo demás”, enfatizó.

“Si fuera fácil la integración… hay luchas de intereses que se entrecruzan por todas partes… no es sencillo, pero es imprescindible y necesario para ser alguien en el concierto universal y poder terciar”. El mandatario consideró que no se puede negociar en el mundo actual en forma dividida o peleados. “Al futuro hay que dejarle las herramientas para que se defienda. Hay que tener inteligencia pese a todo, y tener los trazos profundos para construir la integración”, concluyó.

Julio Martínez, director de la Oficina Nacional del Servicio Civil (ONSC)
Ministerio de Salud Pública
Autoridades de gobierno y departamentales firman acuerdo sobre estandarización de envases rígidos
Gustavo Nisivoccia de ONSC en la presentación del proyecto Comunidad Virtual de Gestión Humana
Julio Martínez, director de la Oficina Nacional del Servicio Civil (ONSC)
Ministerio de Salud Pública
Trabajos de trazabilidad bovina
Presentación de propuestas para asignación de señales de televisión
Agentes de tránsito en controles
Boliches en Agosto
  • Sólidos industriales, “solución ejemplar”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s